lunes, 30 de enero de 2012

PROPORCIÓN DE SEXOS Y LAGUNEROS

Repetidamente se comenta entre los observadores de aves, sobre todo en invierno, el número desigual de machos y hembras observados de Aguilucho Lagunero Circus aeruginosus en el campo, con al parecer siempre un número mucho más elevado de hembrfas ue de machos.
Como respuesta a esta cuestión se ha apuntado quizas una desproporción real y evidente entre machos y hembras, también una migración diferenciada entre sexos que supusiese la invernada mayoritaria de hembras en la Peninsula Ibérica y escasa en machos, los errores de identificación de sexos en ejemplares jóvenes e inmaduros también podría estar en el origen de este tema, incluso el posible uso diferenciado del área de campeo de machos y hembras, que supone que quizás estas ultimas permanecen más cerca de las zonas húmedas donde generalmente se realizan las observaciones, mientras que los machos pasarían más desapercibidos al alejarse de los humedales para cazar en zonas lejanas de cultivos cerealistas y eriales.
Al hilo de todo esto el amigo y gran fotógrafo riojano Eduardo Ruíz Baltanas, publica en 2.009 en la web de Fotonatura
www.fotonatura.org una primera foto http://www.fotonatura.org/galerias/fotos/278796/ con la que expone la duda sobre el sexo de una aparente hembra de Lagunero que aparece en la imagen, a la que se le aprecian los ojos de color claro, y que resuelve en principio en una segunda imagen www.fotonatura.org/galerias/fotos/281333/ en la que lo que se observa es una cópula de laguneros donde ambos participantes en la misma prfesentan aspecto de hembras, suponiendo esto que hay machos adultos con plumaje idéntico al de las hembras.
Aclarando esta situación, en 2.011 Audrey Sternalski, Francois Mougeot y Vincent Bretagnolle publican en la revista científica britanica Biology Letters un articulo sobre el Aguilucho Lagunero en el que se informa de que en esta especie, un 40 por ciento de los machos presentan un plumaje permanente de tipo “hembra” y que durante la época de nidificación estos machos “travestidos” o “afeminados” obtienen ventajas reproductoras en cuanto a que no realizan enfrentamientos con otros machos “típicos” cercanos y cuentan con más tiempo para el emparejamiento lo que supone un claro ahorro energético; comentando estos autores que incluso esos machos “camuflados” se muestran más agresivos con otras hembras que con los machos típicos.


Macho de Aguilucho Lagunero Occidental Circus aeruginosus con plumaje aparente de hembra. El color claro de los ojos descubre su sexo real.. Foto: I. Gámez


El pasado 27.01.12 consigo examinar en mano un ejemplar vivo de Aguilucho Lagunero, gravemente herido por disparo, que si en una primera visión aparenta ser una hembra típica, al observar sus ojos muy claros y advertir un relativo tamaño pequeño para la especie, me hace pensar en que lo que estoy examinando es un macho. Presenta una medidas de 495 mm de longitud total, 397 mm de ala plegada, 1190 mm de envergadura, 240 mm de longitud de cola, 87 mm de tarso, 23 mm de garra y otros 23 de pico, no pesándose por encontrarse con desnutrición fuerte; estas medidas se encuentran más próximas a la media típica de un macho para los rangos estudiados por otros autores (Nieboer, E , 1.973 y Ferguson-Lees, J. & Christie, D.A., 2.001), pero como hay cierto grado de solapamientos biométricos entre sexos y en este caso existía una oportunidad fácil de sexar el ejemplar, se procedió a ello con endoscopia, obteniéndose el resultado definitivo de que se trataba de un macho.


Detalle de la cabeza del ejemplar de la fotografía anterior. Foto. I. Gámez


Concluimos por tanto que al menos parte de los machos de Aguilucho Lagunero Occidental presentan plumaje similar al de la hembra adulta, que las sospechas de Eduardo Ruíz Baltanas estaban bien fundadas y que el articulo de A. Sternalski et al. está lógicamente en lo cierto y que lo avalan las pruebas clínicas realizadas por nosotros.
Vistas ventral y dorsal del mismo ejemplar de las fotografías anteriores. Fotos: I.Gamez
Si en una población de Aguilucho Lagunero Occidental de 100 individuos consideramos que la mitad de ellos son machos y la otra mitad son hembrfas y que de los 50 machos el 40 por ciento presentan plumaje de hembra “típica”, un observador ordinario detectará 70 “hembras” en esa población de 100 individuos, si a esto sumamos los errores que siempre se pueden producir con los jóvenes más semejantes a hembras, con los métodos de censo quizás sesgados al polarizarse en humedales que pueden (no es algo seguro) ser más atractivos para las hembras y una, aunque poco probable, migración diferenciada entre sexos con mayor numero de hembras en la Peninsula Ibérica, junto con la, quizás real, mayor proporción de hembras que de machos, seguramente no superior a 1,1 hembras por cada macho, no es raro que obtengamos conteos ficticios de 4-6 “hembras aparentes” observadas por cada macho.

Referencias:

Ferguson-Lees, J. & Christie, D.A.(2.001) Raptors of The World. Helm. Londres
Nieboer, E (1.973). Geographical and Ecological Differentiation in the Genus Circus.PhD Thesis. Amsterdam University.
Audrey Sternalski, A, Mougeot, F. y Bretagnolle, V. (2.011) Adaptive significance of permanent female mimicry prey. Biology Letters. Londres
Ruíz Baltanas, E. (2.009 a) http://
www.fotonatura.org/galerias/fotos/278796/
Ruíz Baltanas, E. (2.009 b) http://
www.fotonatura.org/galerias/fotos/281333/

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu artículo.
    Muchas gracias por compartirlo. Un saludo de Ricardo Rodriguez

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada Ignacio, muy interesante. Espero que el Lagunero ya esté mejor :)

    ResponderEliminar