lunes, 18 de julio de 2011

EL PODER DE LA SUGESTIÓN

El 13.05.11 volvia de La Demanda con mis compañeros de trabajo Sandra Vela y Javier Robres, cuando a la altura de Santurde empezamos a ver uno, dos, tres, cuatro, ......¿que? Eran halcones oscuros que volaban sobre una ladera cubierta de prados, nogales, zarzales, una repoblación de pseudotsugas, ....Cinco, seis, siete, ......Halcones oscuros, en grupo, cazando insectos en el aire como los vencejos, no podían ser otra cosa que halcones de Eleonor. Aparcamos el vehículo y seguimos viendo a las aves, ...ocho, nueve, diez, once, ....hasta un total de treinta y cinco a cuarenta ejemplares. Observamos como consumían continuamente una especie de moscas alargadas que capturaban en el aire, se movían como ya he dicho a modo de un grupo de vencejos sobre una nube de mosquitos pero con independencia individual, ocupaban una zona de un par de kilómetros de largo y no más de trescientos metros de ancho y entre ellos nos pareció observar uno o dos ejemplares al menos de forma oscura. Disfrutamos del espectáculo más de media hora, compartimos la observación con Inma de Ezcaray, compañera del GOR, quien apareció casualmente por allí y nos comento que ya había visto esta concentración otros años, que siempre tenía lugar en mayo y que por creer que se trataba de alcotanes no había hecho demasiado caso. Comentamos la entrada de halcones de Eleonor a la peninsula en primavera tardía antes de establecerse en las colonias de cría de la costa mediterránea, también comentamos que la observación de hoy era un tanto temprana pues lo normal es que los ejemplares del interior se observen hacia mediados de junio atraídos por las explosiones de escarabajos de San Juan y recordamos que esta es la primera observación de la especie en La Rioja si esceptuamos un inmaduro recogido en agosto de hace ya una decena de años en Cellórigo. Como no, hicimos cientos de fotografías, de ellas sólo unas decenas permitían identificar el ave fotografiada (era lo mismo que fotografiar vencejos volando) y partimos de nuevo hacia Logroño satisfechos de la observación.
Poco tiempo después de llegar a casa, me llama por teléfono Javier Robres, quien ha realizado más fotos y seguramente de más calidad, y me comenta que ha revisado las instantaneas y que una tras otra corresponden a alcotanes, que pueden apreciarse infracobertoras caudales rojizas y que nuestra identificación ha sido errónea desde el principio. Revise mis propias fotos, visibles no más de media docena y, efectivamente, de alcotanes se trataba. ¡Nuestro gozo en un pozo! La visión de un buen número de halcones de dorso oscuro agrupados, cazando insectos en el aire y en primavera nos indujo a pensar en Halcon de Eleonor, la emoción ante tal observación no hacía sino impedir la comprobación de detalles diagnósticos e incluso introdujo errores, como el creer ver incluso ejemplares de forma oscura (más de una vez y tanto Javier como yo aún tenemos la imagen en la memoria)

Desde luego el poder de la sugestión juega malas pasadas pero pese a todo, pasamos un magnifico rato viendo evolucionar en el aire a los ALCOTANES y, sin duda, una concentración de tal tamaño de individuos de esta especie no es "moco de pavo", sin duda a incluir en una próxima edición del Anuario Ornitológico de La Rioja. Posteriormente aún vimos alcotanes concentrados en el mismo lugar hasta principios de junio, sin duda sedimentados en la migración prenupcial ante una gran fuente de alimento temporal (todos no pueden ser nidificantes en las proximidades) y otros observadores como Eugenio Montelio nos hicieron conocer observaciones similares en el mismo lugar esos días.












1 comentario:

  1. Que suerte de observacion!!
    Hace tiempo que no veo uno!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar