jueves, 23 de diciembre de 2010

LLEGADAS GÉLIDAS






Con ocasión de las bajisimas temperaturas que está sufriendo casi toda Europa, junto con las extensisimas áreas del continente que se han cubierto por el hielo y la nieve, numerosas aves que invernan allí han debido desplazarse hacia el Sur como único modo de conseguir el alimento necesario para vivir, escondido bajo el suelo allá de donde provienen.
Entre estas aves que huyen de las condiciones climatológicas adversas del Norte de Europa se encuentran muchas especies, desde pequeños pájaros como bisbitas y alondras hasta grandes aves como grullas o gansos, pero quizás de las que más destacan en cuanto a sus irrupciones invernales sean dos especies de limícolos, los chorlitos dorados comunes Pluvialis apricaria y sobre todo las avefrías Vanellus vanellus.





Esto es lo que ha pasado recientemente en muchas localidades de La Rioja, a lo largo de todo el mes de diciembre, sobre todo en grandes campos llanos relativamente húmedos ocupados por sembrados de cereal, rastrojos, plantas forrajeras, etc., que se han llenado por algunos días avefrías y a veces también de chorlitos dorados, de tal modo que de esta ultima especie nunca había visto tantos individuos en la región.
El área de Santo Domingo de la Calzada a Herramelluri mantenía no menos de 500 avefrías y 30 chorlitos dorados, los campos entre Leiva y Treviana casi 1000 avefrías y 100 chorlitos, al menos 1000 y 100 aves respectivamente de esas especies se distribuian entre Tirgo, Casalarreina, Cihuri y Zarratón, la meseta de Valpierre, entre Hervías y Hormilla llegó a tener hasta 2000 avefrías y 150 chorlitos, los campos ribereños entre Calahorra y Alfaro alojaban más de 2000 y 150 individuos de esas especies, mientras que en las localidades centrales de Alfaro (Cofín, Rigüelo, ...) se llegaron a contar hasta 2500 avefrías y 300 chorlitos.





Han sido unos días para disfrutar de la observación de estas especies, en concreto al hablar de avefrías con las evoluciones aéreas, sus actitudes territoriales invernales, los conciertos de voces, la busqueda de alimento, la huída ante la presencia de halcones peregrinos o aguiluchos laguneros, etc. y hablando de chorlitos dorados gozamos con la observación de los finos detalles de sus plumajes, la rápidez y agilidad de los bandos en vuelo, su peculiar modo de localizar presas "de oído", etc., entreteniendonos también con otras aves que acompañan a los bandos o coinciden con ellos, como estorninos pintos Sturnus vulgaris, alaudidos Alauda arvensis y Melanocorypha calandra, corvidos Corvus monnedula y Pyrrhocorax pyrrhocorax, etc.





Han sido también días de intenso escrutamiento de los bandos en busca de posibles y raros ejemplares de Avefría Social Vanellus gregarius o Estornino Rosado Sturnus roseus sin resultado alguno, eso sí, se han visto algunos zorzales reales Turdus pilaris.

No hay comentarios:

Publicar un comentario