jueves, 29 de julio de 2010

DE NUEVO PONTONES

Adulto observado en Urbión (Viniegra de Arriba-La Rioja), en junio de 2.010

"Pontones" es un joven Quebrantahuesos Gypaetus barbatus que nació en 2.006 en el Centro Cría de "Valcalent" en Lérida y que en mayo de 2.007 se libera en la Sierra de Segura (Jaén), dentro del programa de reintroducción de la especie en Andalucía (Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas) patrocinado por la Junta de Andalucía y ejecutado por esta y la fundación "Gypaetus".

Hasta marzo de 2.008 permaneció en la sierra de Castril (Jaén-Granada), donde se realizó el "hacking" para la suelta; a partir de entonces Pontones no cesa de viajar. En julio de 2.008 se le localizó en la sierra de Urbión (La Rioja-Soria), en el mismo lugar donde un año antes pasó unos días "Libertad", otro quebrantahuesos liberado en Andalucía, regresando en septiembre de ese mismo año al área de reintroducción. Allí permaneció hasta mayo de 2.009 en que de nuevo emprende viaje al norte, llegando esta vez a la Cordillera Cantábrica, permaneciendo sobre todo en la montaña palentina; vuelve ese otoño a las sierras sureñas de Cazorla y Castril donde pasa también el invierno, pero de nuevo en mayo se dirige hacia el norte, permanece algunos días con nosotros, una vez más en Urbión (La Rioja-Soria) donde le vemos coincidiendo al menos con otros dos ejemplares, un joven de 2.008 y un adulto, ambos procedentes de Pirineos, para dejarnos más tarde y dirigirse en junio una vez más a los Picos de Euroipa, otra vez a la montaña palentina, moviendose actualmente por la cercana montaña leonesa.

Tanto "Pontones" como otras aves liberadas en el proyecto andaluz nos confirman la gran movilidad de las aves jovenes durante el periodo de dispersión, al igual que realizan las aves más cercanas de Pirineos; también parecen presentar una tendencia a moverse hacia las montañas norteñas (Cordillera Cantábrica, Sistema Ibérico, Pirineos) y nos presentan algunas localidades como especialmente querenciosas, tal es es caso de la sierra de Urbión en los limites de La Rioja y Soria donde año tras año se repiten las observaciones, tanto de aves "andaluzas" como pirenaicas, a veces de los mismos ejemplares en diferentes años y de diferentes edades; son zonas de montaña muy pobladas por la ganadería extensiva y abundante caza mayor, lo que sin duda aprovechan los quebrantahuesos en la época principal de estancia, entre mayo y julio, ante la abundancia de partos y muertes por ehfermedad o accidente de las reses, algo que aprovechan esos meses también numerosos buitres leonados Gyps fulvus, los cada vez más regulares buitres negros Aegypius monachus y los siempre escasos alimoches Neophron percnopterus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario