lunes, 10 de agosto de 2009

EL "MANÁ" EN NAVARRA

BUSARDO RATONERO Buteo buteo


Hace unos días hicimos una rápida visita a las extensiones cerealistas del suroeste de Navarra y disfrutamos un montón. No esperabamos nada concreto pero nada más llegar las rapaces nos tenían rodeados; la mayor parte de los individuos eran busardos ratoneros Buteo buteo, que a modo de corvidos se distribuían por doquier en casi cualquier finca, generalmente entre la paja de los rastrojos, pero también en ribazos y laderas, vimos no menos de 60-80 y con seguridad había muchos más; casi en el mismo número los cernícalos primillas Falco naumannii se mostraban centrados en capturas continuas sobre los campos de cereal ya cosechados.
Pero también observamos un buen número de cernícalos vulgares Falco tinnunculus (más de 20), milanos negros Milvus migrans (entre 20 y 30), algunos milanos reales Milvus milvus (cerca de 10), varios aguiluchos laguneros Circus aeruginosus, pálidos Circus cyaneus y cenizos Circus pygargus y alguna Aguililla Calzada Hieraetus pennatus o Culebrera europea Circaetus gallicus.
Al menos los busardos ratoneros, los milanos y los cernícalos, se encontraban aprovechando esa explosión de ortópteros (saltamontes y langostas) que, con suerte, cada año tiene lugar entre julio y agosto, tras la cosecha del cereal, en las zonas esteparizadas del valle del Ebro y que sin duda se convierte en un verdadero "mana" para estas aves, sobre todo para los jovencitos que hace poco aún se encontraban dependientes de sus progenitores y ahora recién emancipados.
El ratito que pasamos por allí lo terminó de mejorar un gran bando de Chova Piquirroja Pyrrhocorax pyrrhocorax de unos 300 individuos y un jovencito y poco asustadizo ejemplar de Carraca Coracias garrulus, este también alimentandose de saltamontes.
CARRACA COMÚN Coracias garrulus JUV

No hay comentarios:

Publicar un comentario