miércoles, 19 de agosto de 2009

¿AVUTARDAS EN LA RIOJA?

AVUTARDA COMÚN Otis tarda MACHOS INMADUROS EN DISPERSIÓN
EN MURILLO DE RÍO LEZA (LA RIOJA)









AREAS POTENCIALES DE PRESENCIA DE AVUTARDA EN LA RIOJA Y NAVARRA
1. Áreas en rojo: zonas con presencia habitual y localidades de nidificación
2. Perímetros verdes: limites autonómicos
3. Perimetros rojos: zonas con existencia de hábitat adecuado para la presencia de la especie
4. Perímetros naranjas: zonas de dispersión
5. Puntos amarillos: observaciones de la especie en La Rioja en los ultimos 10 años












Seguramente el aumento de observadores de aves en La Rioja durante los ultimos años es la principal causa de un incremento del número de observaciones de Avutarda Común Otis tarda en nuestra región, pero también el aumento de la cercana población navarra ha de influir positivamente en este ascenso de citas riojanas de la especie.
Posiblemente la Avutarda Común nidificó en La Rioja hasta principios del s. XX en número indeterminado aunque seguramente escaso, desapareciendo entonces como reproductor debido a cambios en la agricultura, los pesticidas y la persecución directa, observandose a partir de entonces sólo ejemplares en dispersión cada vez más raros procedentes de las poblaciones en regresión aún existentes en Burgos, Navarra o Zaragoza.
Con la población navarra en claro descenso y la burgalesa y zaragozana también en disminución y año tras año más alejadas, la posibilidad de avistar ejemplares en La Rioja cada temporada se presentaba como algo más raro, teniendo en cuenta que además el hábitat potencialmente adecuado en nuestra región disminuía vertiginosamente como consecuencia del masivo desarrollo del viñedo, el abandono del secano y el aumento de infraestructuras viarias, industriales y urbanas.
En la segunda mitad del s. XX ya no existía en La Rioja posibilidad alguna de ver otras avutardas que no fuesen algún raro ejemplar disperso procedente de la vecina población navarra y esto, cada vez en menor grado dado el descenso paulatino de esa población.

AVUTARDA COMUN Otis tarda EJEMPLARES MACHOS EN NAVARRA


Si en el s. XVIII la Avutarda Común tuvo sus poblaciones españolas más numerosas, con quizás hata un centenar de ejemplares en La Rioja y más de un millar en Navarra, a principios del s. XX como ya se dijo la especie debió desaparecer en nuestra región pero aún quedaban varios cientos de individuos en la comunidad vecina, en donde siguió disminuyendo hasta llegar a niveles mínimos en la década de los ochenta del pasado siglo, con quizás no más de 20 individuos, dispersos en nucleos aislados, todo por motivo de las causas ya citadas.
Pero mientras en La Rioja la especie desaparece por completo hasta nuestros días, la reducida población navarra comienza a mostrar una lenta pero continuada recuperación a partir de los años noventa, de tal modo que en el censo y la estimación de 2004 su número rebasa los 30 ejemplares y en la presente temporada de 2009 ya se superan los 40.
Esta situación de lenta mejoría de la población navarra y el aumento de observaciones aisladas en La Rioja ha hecho pensar a algunos observadores de aves riojanos en una posible recolonización de nuestra región por la Avutarda Común, pero esta posibilidad aún parece muy remota si se analizan detenidamente las circunstancias necesarias para que la recolonización pueda tener lugar.
Si se compara la situación navarra con la riojana en cuanto a disposición de condiciones adecuadas para la presencia regular de la especie, vemos como Navarra cuenta ya con una población que, aunque escasa, es regular, nidificante y en lenta expansión, mientras que en La Rioja no nidifican avutardas desde hace casi un siglo; Navarra cuenta con más de 200.000 ha de superficie continua cubierta con un hábitat potencialmente habitable por la especie, mientras que en La Rioja apenas si se llega a las 6.000 repartidas en áreas inconexas; las áreas riojanas susceptibles de ser habitadas por la Avutarda carecen actualmente de cualquier figura de protección despues de haber desaparecido la vigencia del Plan de Recuperación del Sisón Común en La Rioja y las tres Áreas de Interés Prioritario que dicho plan contemplaba, mientras que las zonas navarras de interés para la Avutarda incluyen Parques Naturales, Lugares de Interes Comunitario (LICs), Zonas de Especial Conservación (ZECs), Áreas de Protección de Fauna Silvestre y Zonificación de Aves Esteparias; en las áreas navarras susceptibles de ser habitadas por la Avutarda se aplican mediadas agroambientales tanto generalistas como especificas que fomentan la conservación de las aves esteparias en general y las avutardas en particular, mientras que la aplicación de medidas agroambientales en las áreas riojanas con posibilidades son puramente anecdóticas y a veces, incluso, son contraproducentes para la existencia de aves esteparias, siendo aquí más normal que se produzcan transformaciones de hábitat como las producidas por cambios de cultivo (Alfaro), polígonos industriales, parques eólicos y solares y circuitos de alta velocidad (Pradejón-Arnedo) o graveras (Murillo de Río Leza); gran parte del área potencialmente habitable por la Avutarda en La Rioja entra dentro de la zona vitivinícola de la Denominación de Origen Rioja, por lo que cualquier espacio de la misma tiende a transformarse en viñedos de alto valor económico, mientras que las áreas similares navarras quedan fuera de esta DO apenas tienen otrfo valor que el propio de una agricultura tradicional de secano; mientras que en la administración autonómica de Navarra existen programas específicos de conservación de aves esteparias y de la Avutarda Común en concreto, con seguimiento de campo, personal técnico y agentes medioambientales especializados, respaldados por presupuestos específicos, en la administración de La Rioja no existen actualmente iniciativas similares a escepción del minimo seguimiento dedicado al Sisón Común.

AVUTARDA COMÚN Otis tarda MACHO JOVEN EN NAVARRA


Está claro pues que las condiciones de una y otra comunidad autónoma en relación a la posibilidad de existencia de avutardas son muy distintas, pese a la vecindad de ambas regiones, y que por algo será que en La Rioja la Avutarda Común es tan sólo una rareza mientras que Navarra cuenta ya con una población nidificante, en aumento y en espansión, por nlo que no cabe en La Rioja otro camino para facilitar la recolonización de la especie que copiar las condiciones ambientales de la comunidad aledaña y esto, sin duda, actualmente parece imposible.
¡Nos contentaremos con visitar a nuestros vecinos para disfrutar de tan magnífica especie

1 comentario: