lunes, 23 de febrero de 2009

VULGARES ESTORNINOS ¡ASOMBROSOS ESTORNINOS!




Siempre que me encuentro con una gran bandada de estorninos durante el invierno intento parar el vehículo y disfrutar un rato con estas aves, y es eso lo que ocurrió cerca de Arnedillo hace algunos días. Se trataba de un bando de unas 10.000 aves, descansando en una chopera junto al río Cidácos, extrañandome ese bando tan numeroso en un lugar como este, en la sierra; seguramente se trataba de una concentración en migración ya hacía el norte, quizás sedimentada ante la posibilidad de alimentarse en algunas fincas de olivos cercanas. El hecho es que las aves simplemente descansaban, en los árboles, en el suelo, en los zarzales, etc., cubriendolo todo de negro y bajo una altisima algarabía originada por sus voces. A la luz del sol de estos bonitos días de febrero preludiando una ya próxima primavera, las aves mostraban en todo su explendor la variedad y la belleza de sus plumajes, los fantásticos reflejos, ... pero lo que más me admira de ellas es la sincronía de todos sus movimientos, de su vuelo, como si todo el bando se rigiese por un mismo interruptor. Toda la multitud vuela, se eleva, baja o se gira a la vez, se posan al mismo tiempo y todos inician el canto o callan al unísono . Desde luego todo un espectulo, que no por común me deja de sorprender nuevamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario